La fraternidad cristiana como respuesta global

No les voy a espoilear Fratelli Tutti… Enfocaré el artículo sobre como la fraternidad cristiana puede dar una respuesta a los desafíos del mundo actual no cristiano degustando algunos aspectos de la encíclica.

  • La iglesia como luz del mundo

El Papa Francisco de nuevo, al igual que hizo Francisco de Asís, diría yo que nos propone a través de lo que escribe y sobre todo a través en esta última encíclica, a vivir nuestro presente  con sabor a Evangelio (FT1). Lo hizo con Lumen Fidei (2013); Laudato Si (2015) y ahora Fratelli Tutti, pero también lo podríamos decir de sus exhortaciones apostólicas (desde su primera Evangeliun Gaudium (2013) hasta la última Querida amazonia (2020). Francisco es capaz de redescubrir la grandeza del evangelio en su vida, lo propone a la Iglesia como fuente de vida y lo transforma de tal manera que lo hace atractivo y significativo para el mundo no cristiano. De ahí que proponga Frattelli Tutti como un “antídoto” utilizando yo el lenguaje tan actual, contra todos los virus que afectan a la fraternidad y a la amistad social, y como no entre ellas el virus del  Covid19.(FT 2).

Al igual que otros papas anteriores, la Iglesia católica está llamada ser sal y luz del mundo (Mt 5,13-16) aportando su granito de arena a cada momento que le toca vivir. El Papa Francisco cree necesario esta visión cristiana global que puede aportar la fraternidad universal como apertura a todos (FT6). El verá que en este mundo a pesar de estar interconectado virtualmente, está desconectado de la realidad de cada persona. “…irrumpió de manera inesperada la pandemia de Covid-19 que dejó al descubierto nuestras falsas seguridades. Más allá de las diversas respuestas que dieron los distintos países, se evidenció la incapacidad de actuar conjuntamente. A pesar de estar hiperconectados, existía una fragmentación que volvía más difícil resolver los problemas que nos afectan a todos…“ (FT7). Francisco nos invita a soñar juntos el deseo de ser una fraternidad mundial que es capaz de superar todos los obstáculos, sabiendo que es una  aventura pero necesaria para vivir con dignidad. 

  • Un pensamiento cristiano que contagia energía a un mundo no cristiano

Todo texto que quiere aportar algo a un mundo global y diverso debe estar precedido por una credibilidad de la persona que envía el mensaje, debe tener  un mensaje profundo y debe afectar a todos. Por eso esta encíclica están valorada entre otras cosas por:

Primero de todo, por quien es el autor.

El papa Francisco es uno de los personajes mundialmente más valorados junto a la canciller alemana Ángela Merkel. Según los resultados de la Encuesta Mundial Anual de Gallup International realizada en 57 países para el 2020. El papa Francisco vuelve a ser el líder mundial mejor valorado en todo el mundo. El estudio, muestra que Francisco sigue siendo el líder que genera "más confianza" en todo el mundo, con un 51% de apoyos, y como muestra, en España, el Pontífice es valorado positivamente por el 75% de la población, y solo desaprobado por el 15% ciento.

No será sólo por sus palabras bonitas, sino sobre todo por sus actos, con los inmigrantes, con la reconciliación de las religiones, con las denuncias a favor de los últimos y sobre todo porque también renueva su casa, la Iglesia. Es fácil hablar de los otros, pero cuando hablas de ti mismo y de la renovación que debes hacer entonces cambia la cosa. Cuándo tratas los problemas económicos, la protección de los menores,  el cambio de mentalidad de la curia vaticana entre otras cosas, hace que tus palabras sean más creíbles y sean más escuchadas.

En segundo lugar, el Papa Francisco, incorpora los pensamientos de los otros

Ya sea en los encuentros tenidos o en sus reflexiones; el Papa valora las aportaciones de los otros líderes y pensadores y las incorpora en sus escritos ya sean católicos o no, o incluso no religiosos Así a modo de ejemplo tenemos:

  • El encuentro de Francisco de Asís en su visita al Sultán Malik-el-Kamil, en Egipto

… que significó para él un gran esfuerzo debido a su pobreza, a los pocos recursos que tenía, a la distancia y a las diferencias de idioma, cultura y religión. Este viaje, en aquel momento histórico marcado por las cruzadas, mostraba aún más la grandeza del amor tan amplio que quería vivir, deseoso de abrazar a todos (FT3).

- La inspiración del Patriarca Ortodoxo Bartolomé en Laudato Si:

Las cuestiones relacionadas con la fraternidad y la amistad social han estado siempre entre mis preocupaciones. Durante los últimos años me he referido a ellas reiteradas veces y en diversos lugares. Quise recoger en esta encíclica muchas de esas intervenciones situándolas en un contexto más amplio de reflexión. Además, si en la redacción de la Laudato si’ tuve una fuente de inspiración en mi hermano Bartolomé, el Patriarca ortodoxo que propuso con mucha fuerza el cuidado de la creación (FT5)

  • El aporte del Gran Imán Ahmad Al-Tayyeb:

…con el Gran Imán Ahmad Al-Tayyeb no ignoramos los avances positivos que se dieron en la ciencia, la tecnología, la medicina, la industria y el bienestar, sobre todo en los países desarrollados. No obstante, «subrayamos que, junto a tales progresos históricos, grandes y valiosos, se constata un deterioro de la ética, que condiciona la acción internacional, y un debilitamiento de los valores espirituales y del sentido de responsabilidad. Todo eso contribuye a que se difunda una sensación general de frustración, de soledad y de desesperación (FT6)

  • El aporte de pensadores como

. Paul Ricoeur en la contraposición de prójimo o socio

 ¿Qué reacción podría provocar hoy esa narración, en un mundo donde aparecen constantemente, y crecen, grupos sociales que se aferran a una identidad que los separa del resto? ¿Cómo puede conmover a quienes tienden a organizarse de tal manera que se impida toda presencia extraña que pueda perturbar esa identidad y esa organización autoprotectora y autorreferencial? En ese esquema queda excluida la posibilidad de volverse prójimo, y sólo es posible ser prójimo de quien permita asegurar los beneficios personales. Así la palabra “prójimo” pierde todo significado, y únicamente cobra sentido la palabra “socio”, el asociado por determinados intereses.

.  Georg Simmel  sobre el hombre sin frontera

… Este enfoque, en definitiva, reclama la aceptación gozosa de que ningún pueblo, cultura o persona puede obtener todo de sí. Los otros son constitutivamente necesarios para la construcción de una vida plena. La conciencia del límite o de la parcialidad, lejos de ser una amenaza, se vuelve la clave desde la que soñar y elaborar un proyecto común. Porque «el hombre es el ser fronterizo que no tiene ninguna frontera». (FT150)

- Documento conjunto sobre la fraternidad humana por la paz mundial y la convivencia común, Abu Dabi

… cabe reconocer que «entre las causas más importantes de la crisis del mundo moderno están una conciencia humana anestesiada y un alejamiento de los valores religiosos, además del predominio del individualismo y de las filosofías materialistas que divinizan al hombre y ponen los valores mundanos y materiales en el lugar de los principios supremos y trascendentes». (FT 275)

En tercer lugar,  la parábola del buen samaritano como ejemplo universal

La parábola del buen samaritano (Lc 10, 25-37) se presenta como eje transversal en toda la encíclica y se ubica en un contexto dialogal algo intrincado. Un maestro de la ley, para ponerlo a prueba, le preguntó a Jesús qué debía hacer para heredar la Vida eterna. Jesús, que conocía las intenciones más allá de las palabras, le repreguntó pidiendo que sea él quien responda desde su conocimiento en el Antiguo Testamento.

La síntesis de la Ley se resumía entonces en amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo. Jesús asiente con la respuesta y lo envía a ponerlo en práctica. El diálogo podría haber terminado allí, sin embargo, como si no fuera esto suficientemente claro, el maestro de la Ley, para continuar poniéndolo a Jesús a prueba, volvió a preguntar sobre ese Jesús podría haber definido rápidamente,

Cuál de los tres te parece que se portó como prójimo del hombre asaltado por los ladrones? la acción en la parábola del buen samaritano, todos los protagonistas comparten la necesidad de tomar una decisión moral. El levita, el sacerdote y el samaritano, continuaron caminando sin prestarle mayor atención. Solo el buen samaritano percibió a aquel judío herido como una persona, cuyo estado de sufrimiento y abandono logra conmoverlo, por eso tiene la necesidad de asistirlo con una gratuidad desbordante. Pero la pregunta ética en este punto debería ser ¿Qué ley motivó al Samaritano? ¿Cuál fue el precepto que condicionó su actuar? ¿Cómo aprendió a ser solidario?

 Si ahondamos más en la situación, el samaritano perdió al menos dos cosas materiales: su tiempo, ya que curó, cuidó y acompañó al herido, y su dinero, ya que costeó sus gastos. El samaritano nada tuvo que ver con lo que le pasó al pobre hombre herido, sin embargo, se ocupó de él misericordiosa y gratuitamente.

Francisco, al valerse de esta parábola, la muestra como eje trasversal del documento teniendo presente que Jesús no daba respuestas cerradas. Él enseñaba actuando y moviendo a la reflexión, siempre teniendo presente las necesidades del contexto en el que se encontraba. El nos dirá”:

 ¿Con quién te identificas? Esta pregunta es cruda, directa y determinante. ¿A cuál de ellos te pareces? Nos hace falta reconocer la tentación que nos circunda de desentendernos de los demás; especialmente de los más débiles. Digámoslo, hemos crecido en muchos aspectos, aunque somos analfabetos en acompañar, cuidar y sostener a los más frágiles y débiles de nuestras sociedades desarrolladas. Nos acostumbramos a mirar para el costado, a pasar de lado, a ignorar las situaciones hasta que estas nos golpean directamente. (FT64)

 

Vemos como nuevamente nos enfrentamos a una lógica difícil de asimilar para el hombre actual. La gratuidad y la misericordia parecen no tener lugar en un mundo meritocrático, donde cada uno cree tener lo que merece. Un mundo así no reconoce la injusticia y la desigualdad, mucho menos el perdón y la gratuidad. Esta novedosa acepción del término prójimo amplia notablemente su aplicación, ya que prójimo puede ser cualquiera. No existen límites legales, raciales, culturales, religiosos, políticos o económicos que excluyan a alguien de ser mi prójimo. Francisco dira:

 El relato, digámoslo claramente, no desliza una enseñanza de ideales abstractos, ni se circunscribe a la funcionalidad de una moraleja ético-social. Nos revela una característica esencial del ser humano, tantas veces olvidada: hemos sido hechos para la plenitud que sólo se alcanza en el amor. No es una opción posible vivir indiferentes ante el dolor, no podemos dejar que nadie quede “a un costado de la vida”. Esto nos debe indignar, hasta hacernos bajar de nuestra serenidad para alterarnos por el sufrimiento humano. Eso es dignidad. (FT68)

 

 

  • Una historia que se repite y necesita aprender de ella

Una vez visto que la visión del Papa Francisco en la encíclica es actual, es significativa para muchas personas y que lo que propone es para cualquier ciudadano del mundo podemos entender que el texto aterrice a problemas actuales a nivel mundial que tiene consecuencias a medio y largo plazo en la vida de las personas del día a día.

El Papa habla de los problemas concretos de nuestro mundo que agrupados por temas tendríamos… los límites de las fronteras, lo local y lo universal, los populismos, los abandonados, los que no sirven por su edad (no nacidos o ancianos), la explotación, la corrupción, la falta de consensos, los sometimientos y autodesprecio, la fragilidad ante  una pandemia, la manipulación en los mas media… el ve todo esto con consecuencias dolorosas que al final genera sueños que se rompen en pedazos.

 

La historia del buen samaritano se repite: se torna cada vez más visible que la desidia social y política hace de muchos lugares de nuestro mundo un camino desolado, donde las disputas internas e internacionales y los saqueos de oportunidades dejan a tantos marginados, tirados a un costado del camino. En su parábola, Jesús no plantea vías alternativas, como ¿qué hubiera sido de aquel malherido o del que lo ayudó, si la ira o la sed de venganza hubieran ganado espacio en sus corazones? Él confía en lo mejor del espíritu humano y con la parábola lo alienta a que se adhiera al amor, reintegre al dolido y construya una sociedad digna de tal nombre (FT 71).

 

Una mirada a la historia

 

Así el Papa nos dice que no hemos aprendido de la historia y nos pide miras más amplias

 

 Sin dudas, se trata de otra lógica. Si no se intenta entrar en esa lógica, mis palabras sonarán a fantasía. Pero si se acepta el gran principio de los derechos que brotan del solo hecho de poseer la inalienable dignidad humana, es posible aceptar el desafío de soñar y pensar en otra humanidad. Es posible anhelar un planeta que asegure tierra, techo y trabajo para todos. Este es el verdadero camino de la paz, y no la estrategia carente de sentido y corta de miras de sembrar temor y desconfianza ante amenazas externas. Porque la paz real y duradera sólo es posible «desde una ética global de solidaridad y cooperación al servicio de un futuro plasmado por la interdependencia y la corresponsabilidad entre toda la familia humana». (FT 127)

 A titulo de algunos ejemplos concretos podríamos ver otras lógicas o cambios de actuación que pide el Papa

 

  • En el tema de la inmigración: se critica a los inmigrantes pero no recordamos que muchos de nuestros pueblos que ahora deben acoger este fenómeno en su país, ellos tuvieron que inmigrar o se puede mirar desde otra perspectiva, más que un problema como una oportunidad. Así lo explica Axel Plünnecke, catedrático en el Instituto Colonias: El Consejo de Expertos de Fundaciones alemanas sobre Integración y Migración (SVR) advertía la semana pasada que Alemania necesita urgentemente más inmigración para solucionar las dramáticas consecuencias de sus tendencias demográficas. Su reivindicación no es nueva. Actualmente hay "un consenso político en el sentido que la inmigración ayuda a Alemania y es realmente buena y útil".
  • En el tema del fundamentalismo y terrorismo: Ammnistia Internacional expone que el “El 70% de las ventas de armas está en manos de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido” y que estas ventas al final llegan a manos de terroristas que al final atentan en nuestro país, por eso propone que los gobiernos estén verdaderamente decididos a poner fin a los abusos de la ventas de armas, ratificando el Tratado Comercial de Armas, creen o modifiquen las leyes nacionales para permitir la incorporación o la mejora de las normas del TCA, y apliquen esas leyes de manera efectiva.
  • En el tema de comercio mundial, la deuda externa, los aranceles injustos o la proporción de llamado huerto de Europa respecto a África, se denuncia que los países más industrializados se beneficia de la riqueza de África pero no acepta a sus personas y se aprovechan de ellos. Los 48 países subsaharianos recibieron 161.600 millones de dólares del exterior en 2015 y enviaron fuera, mediante repatriación de beneficios o evasión, 203.000 millones.

 

D) Juntos venceremos con lo mejor de cada uno  

 

Por eso el Papa no se cansará de proponer cambios fundamentales para reconstruir nuestro mundo donde cabemos todos en dignidad. Así él hablará del diálogo que potencie una nueva cultura, nuevos consensos,  desde la verdad, con un trabajo artesanal y complejo  de la paz, desde los últimos (porque un día podemos ser nosotros esos último). El trasfondo del perdón y la reconciliación como armas para superar guerras o memorias que no acaban de borrase porque no han sido reconciliadas.

  • Con la mejor política…

El cauce principal donde se gestará este cambio es a través de la mejor política y a nivel local  e internacional, renovando las instituciones entre ellas la ONU para que se llegue a lo profundo de la sociedad y así cada una de ella tenga su Fundamento, trabaje para el Pueblo y con Autoridad. Si no, cuando se pretende negar todo fundamento, ese lugar es llenado por el fundamentalismo. Cuando se pretende negar toda autoridad, ese lugar es llenado por el autoritarismo. Cuando se pretende negar la existencia del pueblo ese lugar es llenado por el populismo. Fundamentalismos de mercado, populismos identitarios cerrados a toda posibilidad de encuentro con el otro, autoritarismos de todo signo cercenando derechos elementales. La encíclica denuncia con valentía evangélica los grandes desafíos y propone alternativas audaces pero realizables empezando por otra manera de hacer.

  • Con lo mejor de las religiones…

 

 Y como no podía ser de otra manera, animará a las religiones y a cada uno de nosotros, empezando por los cristianos a ser un referente de esa fraternidad global donde tenemos nuestro fundamento último, respetando nuestras visiones y aportando lo mejor que tenemos. La fraternidad universal. 

Los creyentes pensamos que, sin una apertura al Padre de todos, no habrá razones sólidas y estables para el llamado a la fraternidad. Estamos convencidos de que «sólo con esta conciencia de hijos que no son huérfanos podemos vivir en paz entre nosotros».260 Porque «la razón, por sí sola, es capaz de aceptar la igualdad entre los hombres y de establecer una convivencia cívica entre ellos, pero no consigue fundar la hermandad» (FT 272)

 

Francisco nos ha invitado a que cada uno seamos protagonista de nuestra vida y que este protagonismo lo pongamos al servicio de la humanidad, desde la fraternidad sabiendo que sólo juntos compartiendo nuestros desafíos y esperanzas saldremos adelante no sólo de esta pandemia sino de todas las que vendrán y del tipo que sean. Ojalá que la propuesta del Papa sirva para cambiar nuestro mundo en aquello que no funciona. Acabo con la reflexión de  Francisco Asís que el mismo Papa nombra. 

 

Ruegue a Dios para que yo sea realmente el hermano de todos». Quería ser, en definitiva, «el hermano universal». Pero sólo identificándose con los últimos llegó a ser hermano de todos. Que Dios inspire ese sueño en cada uno de nosotros. Amén