cabecera color ok bold

Educación

Eduquemos para la verdad

Card. Carlos Osoro, Alfa y Omega,  24-30 septiembre 2020,  n. 1181

Tanto en la vida personal como en la vida pública, ¡qué importancia tiene ser valientes para buscar, decir y seguir la verdad con todas las consecuencias! Para los discípulos de Cristo, educar en la verdad es fundamental, pues Jesús mismo es la Verdad y dona al hombre la plena familiaridad con la verdad, invitándonos siempre a vivir en ella. La verdad sitúa al hombre en el centro de lo que tiene que ser su vida e impulsa la inteligencia humana hacia horizontes inexplorados.

San Agustín, que conoce muy bien la realidad humana, sostiene que el ser humano se mueve espontáneamente cuando se encuentra con algo que le atrae. Cuando se pregunta sobre lo que puede mover más al hombre sobre todas las cosas y en lo más profundo de sí mismo, dice así: «¿Ama algo el alma con más ardor que la verdad?» (In JohannisEvangeliumTractatus, 26, 5: PL 35, 1609). Porque todos llevamos en lo más hondo de nuestra existencia el deseo hondo y profundo de la Verdad. Por eso, ante la pregunta de Tomás de «¿cómo podemos saber el camino?», el Señor nos dice con fuerza y con amor: «Yo soy el Camino, y la Verdad y la Vida» (Jn 14, 5b-6a).

 

 

Eduquemos para el amor

16 de Septiembre de 2020

+ Carlos, cardenal Osoro, arzobispo de Madrid

Alfa y Omega, n. 1.180, 17-23 septiembre 2020

Muchas veces escuchamos y utilizamos la palabra amar, pero no siempre le damos el contenido que debe tener. Contemplemos al Amor para descubrir sus verdaderas medidas. Tenemos el ejemplo de una persona cercana a nosotros en el tiempo, la madre Teresa de Calcuta, que experimentó que Dios estaba enamorado de ella y, desde entonces, solo pudo vivir para difundir ese amor. Durante toda su vida quiso llevar el amor de Dios a los lugares más oscuros geográficos y existenciales.

Eduquemos para el cuidado de la creación

10 de Septiembre de 2020

Hace unos días celebramos la fiesta de santa Teresa de Calcuta. Junto a las hermanas y a los que residen con ellas recordaba una expresión de la madre Teresa: «Si no tenemos paz en el mundo es porque hemos olvidado que nos pertenecemos el uno al otro»; en definitiva, hemos aparcado a quienes viven con nosotros, en esta casa común que Dios hizo para todos, como si no tuvieran nada que ver con nosotros. Como recoge el Génesis, Dios creó todo lo que existe, también al ser humano, por amor y lo puso al servicio de todos: «Dijo Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza; que domine los peces del mar, las aves del cielo, los ganados y los reptiles de la tierra”. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, varón y mujer los creó». Fuimos creados a imagen de Dios, que es Amor, para amar y no para explotar o expoliar. Por ello sostenía madre Teresa que «la falta de amor es la mayor pobreza» y pedía que «no deis solo lo superfluo, dad vuestro corazón».

CONGREGACIÓN PARA LA EDUCACIÓN CATÓLICA

(de los Institutos de Estudios)

« VARÓN Y MUJER LOS CREÓ »

PARA UNA VÍA DE DIÁLOGO
SOBRE LA CUESTIÓN DEL GENDER EN LA EDUCACIÓN

 

Se difunde cada vez más la conciencia de que estamos frente a una verdadera y propia emergencia educativa, en particular por lo que concierne a los temas de afectividad y sexualidad. En muchos casos han sido estructurados y propuestos caminos educativos que «transmiten una concepción de la persona y de la vida pretendidamente neutra, pero que en realidad reflejan una antropología contraria a la fe y a la justa razón».La desorientación antropológica, que caracteriza ampliamente el clima cultural de nuestro tiempo, ha ciertamente contribuido a desestructurar la familia, con la tendencia a cancelar las diferencias entre el hombre y la mujer, consideradas como simples efectos de un condicionamiento histórico-cultural...

Carta semanal del cardenal arzobispo de Madrid: La educación es una tarea pascual

img.PNG

Un maestro ayuda a una alumna, en el colegio de los salesianos de Córdoba. Foto: Valerio Merino

 

Estamos celebrando la Semana Santa, la semana pasada os hablaba de ella; en esta ocasión os hablaré del significado de la Pascua en la tarea educativa. Hoy tenemos ante nosotros un desafío cultural y educativo que hemos de afrontar con serenidad, pero también con toda la pasión quienes creemos que el ser humano creado a imagen y semejanza de Dios está llamado a dar un profundo cambio a este mundo. La educación es tarea pascual. La educación es una tarea de frontera para la vida y misión de la Iglesia y lo es para toda la sociedad; como tarea de frontera son las realidades de exclusión que hoy tienen diversas manifestaciones en nuestra sociedad y a las que la Iglesia está saliendo de maneras muy diversas en todas las latitudes del mundo.

Arriba
JSN Decor 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework